LA CIUDAD INCLUSIVA: Hacia la Construcción de una Habitat sostenible. La experiencia Vienesa no está tan alejada como pareciera de la realidad de ciudades argentinas.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Hacia la Construcción de una Habitat sostenible. La experiencia Vienesa no está tan alejada como pareciera de la realidad de ciudades argentinas.

El desafío de la construcción de un Habitat sostenible y por tanto INCLUSIVO transita las incertidumbres del proceso de convertir crecimiento en desarrollo como paradigma de profundización del “modelo” que ha avalado la sociedad argentina en la elecciones primarias del 2011, a la espera de la confirmación definitiva en Octubre.
Las demandas de “segunda generación como las llaman en la jerga las ciencias sociales enumera sin agotar la nómina: vivienda, transporte, quizá muy pronto salud pública. Son desafíos del crecimiento, son también deberes pendientes”[1]El extracto anterior del comentario del periodista citado, se enmarca en uno de los sucesos de reivindicación de habitat mas complejos vividos por nuestra sociedad como lo fue la toma del Parque indoamericano en la Ciudad de Buenos Aires en diciembre de 2010.(Foto diario Página 12,Domingo 19 de diciembre, nota “algunas voces,algunas”MW)

Estos hechos que se repiten en varias ciudades del país, refleja la carencia técnico-política que como sociedad nos toca reflexionar al momento de viabilizar propuestas efectivas que se posicionen bajo la consigna de sustentabilidad que los tiempos nos demandan. “El proceso urbano sostenible tiene que ver con la creatividad y el cambio. Tiene que ver con la esencia de la política, así como con los métodos relacionados con ella. Plantea un reto a la legitimidad de las respuestas gubernamentales tradicionales, y busca nuevas capacidades y relaciones institucionales.”[2]

Las respuestas hasta aquí desarrolladas desde las ideas y planes de gobierno, en todas sus escalas,han sido básicamente paliatívas a la demanda emergente, y con respuestas directas sobre la oferta de financiamieto de planes de vivienda social (Plan Federal) o como las operaciones puntuales de escala municipal de lote con servicios para la autogestión de los sectores de mayor vulnerabilidad.

La construcción del sentido de pertenecia urbana, la condición del ejercicio del derecho a la ciudad requiere de un esfuerzo creativo y un compromiso ideológico al momento de repensar los instrumentos que demandan las propuestas a conflictos de naturaleza compleja. El acceso al “ser ciudadano”implica mucho más que “resolver” las condiciones de hacinamiento y precariedad de las viviendas, mucho màs que las soluciones de acceso a la propiedad del suelo. El desafío de caminar hacia un proceso real de inclusión requiere un salto cualitativo del deber ser al ser. Requiere de comprender las profundidad de las demandas “de segunda generación”aludidas, no solo la respuesta lineal y directa que la adjudicación de barrios de “vivienda de interés social” implica. “El derecho a la ciudad no es simplemente el derecho de acceso a lo que ya existe, sino el derecho a cambiarlo a partir de nuestros anhelos más profundos. Necesitamos estar seguros de que podremos vivir con nuestras creaciones (un problema para cualquier planificador, arquitecto o pensador utópico). Pero el derecho a rehacernos a nosotros mismos creando un entorno urbano cualitativamente diferente es el más preciado de todos los derechos humanos”[3]

En función de proponer una reflexión sobre el tipo de propuesta a debatir y desde dónde, la experiencia de la ciudad de Viena, que desde nuestra latinoamérica empobrecida se viera como presuntuosa comparación de una realidad diametralmente opuesta, no implica el traslado directo a nuestra cultura y geografías, sino un paralelo de prácticas urbanas posibles en el marco de búsqueda de integración e inclusión desde el interior de la ciudad consolidada.
Una práctica de la que se puede extrapolar posibles instrumentaciones de completamiento de tejido y renovación urbana de áreas centrales ociosas, como alternativas válidas de acceso a la ciudad en tanto acceso al goce de las oportunidades que la centralidad urbana representa y sostiene como facilitador del derecho a la ciudad.

La ciudad de Viena todavía refleja sus 2.000 años de vieja historia. Áreas que incrementan su concentración dentro de un círculo alrededor de la ciudad vieja. De ahí se derivan problemas técnicos y sociales, como grupos de bajo poder adquisitivo e inmigrantes. La protección y participación de los habitantes se enfatizan para evitar la segregación social. Las subvenciones destinadas a la rehabilitación de edificios deshabitados, muestran una clara prioridad, involucrando activamente a los propietarios y a los inquilinos asentados. Actualmente, más de 130.000 pisos están siendo remodelados con subvenciones públicas, una sexta parte del total de la vivienda se orienta a programas de remodelación, siendo Viena uno de las ciudades líderes a escala mundial en el tema del realojo.
La ciudad aprendió su lección y decidió no confiar en la demolición, la nueva construcción y el desahucio de sus residentes. Áreas degradadas del interior de la ciudad deberían mejorarse mediante un "suave" enfoque de renovación. No es sorprendente que buena parte del conjunto de viviendas deterioradas se concentre en estas áreas con una serie completa de problemas acumulados: alto porcentaje de familias de bajo poder adquisitivo e inmigrantes, carencia de infraestructuras, contaminación, etc, fenómenos conocidos en ciudades de todo el mundo.La solución: renovación de vivienda orientada al inquilino.Las metas definidas por la estrategia de una suave renovación urbana puede especificarse de acuerdo con los objetivos de la rehabilitación de vivienda: "Renovación urbana suave"[4]

La política urbana subvencionada desde el Estado se basó en:
  • Prioridad del criterio social.
  • Evitar la segregación social y el clasismo.
  • Evitar el cambio forzado de la propiedad.
  • Hacer posible la rehabilitación de vivienda.

"Sockelsanierung": remodelación de edificios deshabitados
  • Distribución de responsabilidades entre inquilinos y propietarios.
  • Participación de los inquilinos.
  • Planes de modernización orientados a los inquilinos.
  • Ofertas de viviendas alternativas.
  • Subvenciones
  • Una cantidad de subvenciones que dependan de la existencia de apartamentos estándar (como máximo el 98% del total de los costes de los edificios).
  • Ayudas a familias de bajo poder adquisitivo.
  • Controlar y limitar el incremento de renta.
  • Sistema del punto-WBSF: prioridad por criterios sociales, técnicos y urbanos.
  • Igualdad de subvenciones para edificios de alquiler de propiedad privada y pública.
"Gebietsbetreuung": oficinas de áreas de renovación para estimular medidas de rehabilitación y mejorar la coordinación de espacios públicos.
"Blocksanierung": proyectos de bloques mejorados, incluyendo la remodelación de vivienda, mejora de espacios públicos y medidas ecológicas. La más significativa estrategia de renovación es la denominada "Sockelsanierung" (renovación básica), por ejemplo conservando, mejorando y modernizando el conjunto de viviendas antiguas sin expulsar a sus inquilinos. Estos proyectos incluyen la renovación y mejora del bloque en cuestión y la modernización de los pisos de acuerdo a los deseos de los inquilinos.
 
Actualmente, la renovación urbana ofrece al propietario los suficientes incentivos económicos, al tiempo que mantiene su orientación social a través de la existencia de un alto nivel de subvenciones públicas. Hasta un 90% del coste de rehabilitación proviene del sector público a través de subvenciones en préstamos bancarios anuales. La cantidad de dinero concedida depende del tipo de mejora seleccionado del modelo de edificio. Lo principal es que las viviendas peor conservadas deben ser las mejor subvencionadas. Las subvenciones anuales son mayores, por ejemplo, para la eliminación de modelos de sub-vivienda (pisos sin cuartos de baño ni aseos). Para devolver al banco los préstamos -reducidos por las subvenciones anuales- las rentas pueden incrementarse temporalmente para cubrir ciertos costes, que está establecido y controlado por las autoridades de la ciudad y se acompaña de subvenciones a los inquilinos si es necesario. Es importante, sin embargo, anotar que el incremento de renta no puede hacerse hasta pasados quince años, período que dura la promoción.
Hoy, una de cada cinco viviendas de Viena se localiza en un edificio que está siendo remodelado o que será reformado en el futuro cercano. Queda aún mucho para ponerse al día, y los fondos son limitados. Pero además, la renovación urbana ha cambiado para convertirse en un factor económico importante, que promete abrir un vasto potencial para la industria de la construcción y también para un área menor -basada en empresas que pueden crear nuevas oportunidades de trabajo- dentro de los distritos.
A su vez, los planes para la mejora de manzanas, por ejemplo, la de todas las manzanas de edificios con diferentes propietarios, apuntan a que se combine la mejora de pisos con otras medidas, como mejorar el medio en que se vive, así como: la limpieza de los patios traseros, la anexión de los mismos, y la unificación de propiedades para conseguir espacios verdes, la creación de zonas de tráfico restringido, la preservación de pequeños negocios compatibles con áreas residenciales, asegurar facilidades a los dueños de comercios en el vecindario, etc. Los propietarios de suelo, los dueños de tiendas y los vecinos que viven en los edificios concernientes, están todos implicados en el desarrollo de la mejora de la manzana, proyectada correctamente desde el principio. A través del planeamiento, coordinación y fases de instrumentación con detallada información, un consejo experto y un proyecto de dirección específico, aseguran que cualquier conflicto que pueda provocarse, se discuta y resuelva abiertamente para que los intereses de todo el mundo sean respetados con el mayor alcance posible.
Los planes de mejora de manzana, para tener éxito, están provistos de instrumentos que estimulan : proyectos de renovación sostenible de espacios públicos y privados incluyendo mejoras ecológicas, actividades de ayuda individual organizadas por habitantes o por grupos de ciudadanos, propuestas de tráfico,proyectos de ahorro energéticos, etc.[4]
 
El modelo Viena, tiene planteos interesantes al momento de diversificar la propuesta del acceso a la vivienda, sin embargo la adaptación de estos procesos de completamiento y rehabilitación de tejido urbano en las areas centrales de ciudades propias, debiera incorporar algunos aspectos concernientes a la propiedad individual, demanda muy extendida culturalmente en Argentina y que de no comprenderse inhabilitaría pensar en soluciones de lago plazo.
Esto no invalida la posibilidad de incursionar en vivienda temporaria, que puede coincidir con la lógica del mercado de renta urbana de mayor dinámica y que bien puede ser parte de la solución de primera vivienda de parejas jóvenes o de estudiantes.
La implementación de programas  desde operaciones financiadas por el Estado y quizás también por sectores privados, puede ser una opción cierta de diversificación de la oferta urbana, que implique posibilidades de acceso al mercado de suelo a distintos propietarios de suelo ocioso . Esta acción ,convertida en política de gestión de movilidad de suelo en áreas de mayor centralidad,puede generar oportundades de inversión para el sector inmobiliario, que regulados y fomentados desde el Estado con reglas claras de consolidadción de respuestas públicas de vivienda de interés social.

En ciudades de escala intermedia como Bahia Blanca, las respuestas de vivienda de interés social en zonas de bajo valor de suelo, no han podido compensar habitabilidad con derecho a las oportunidades que la ciudad implica.Los altos costos y falencias de un sistema de transporte que no encuentra soluciones de sustentabilidad para integrar el territorio altamente disperso de la realidad bahiense,se sumó como factor desencadenante de exclusión social al déficit de infraestructura urbana nacido de décadas de desinversión que han respondido al sistema de privatización de las empresas prestadoras de los serviciós públicos del neoliberalismo de los 90. Un estado ausente,tanto de la inversión pública como en la promoción de oportunidades de empleo y trabajo, donde el crecimiento de la ciudad funcionara bajo el régimen de oferta y demanda, instaló en Argentina un proceso de alto deterioro urbano y fragmentación social.(imagen: estudio de trama al interior de la manzana de áreas de alto nivel de consolidación barrial de Bahia Blanca)

SI desde un nuevo proyecto político la sociedad comienza a re-pensarse desde la inclusión como paradigma, la clave del proceso de transformación del crecimiento económico conseguido en estos últimos 8 años (2003/2011)para convertirse en desarrollo sostenible que garantice calidad de vida para nuestra generación y las generaciones futuras está en el territorio y en la capacidad de re-territorializarlo bajo una lógica diferente.La densificación bien entendida en el marco de autogestión participativa de las características propias de cada manzana y cada barrio, propone una alternativa de gestión microurbana que necesita de una mirada contextualizada en la generalidad del diseño de las políticas públicas urbanas.

La promoción de barrios consolidados con alto nivel de identidad y que gozan de excelentes condiciones de centralidad, bien pueden plantearse experiencias como la vienesa. Villa Mitre, San Martin o Tiro Federal, por citar solo algunos por fuera del macrocentro urbano,sin dejar de observar las posibilidades de los que se encuentran al interior del mismo como Napostá , Barrio Hospital, Almafuerte o Pacífico.

Casos de análisis como el planteado por Viena,  que promuevan la facilidad de acceso a soluciones habitacionales,integradas en sectores de ciudad consolidados y de alto nivel de servicios, ofrecerá a las políticas públicas la diversidad en tanto instrumentación, de variar la oferta de “barrios de interés social” de ubicación siempre periférica pero no de categorización barrial que implica claramente exclusión de áreas de centralidad con acceso a todos los servicios que la ciudad ofrece.El derecho a la ciudad se resignifica desde acciones que combinadas desde el sector político posicionen la inclusión, como la oportunidad de compartir en uso y goce la cualidad ciudadana, en todo el sentido que el concepto abarcativo de Habitat define.








[1]Mario Wainfeld.http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-158956-2010-12-19.html
[2] Urban Enviroment Expert Group. D.G. XI. U.E. Bruselas , 1994
[3] David Harvey, “el derecho a la ciudad” [PDF] El derecho a la ciudad - New Left Review
[4] Renovación urbana sostenible en Viena (Austria).Ciudades para un futuro más sostenible, Experiencia seleccionada en el Concurso de Buenas Prácticas patrocinado por Dubai en 1996,http://networkedblogs.com/mwL7W

7 comentarios:

  1. Resultados del PROGRAMA Wohndrehscheibe
    "Como hacen los que hacen": EXPERIENCIA VIENESA EN ALQUILERES SOCIALES

    En 1995 la ONG Volkshilfe Austria, el Fondo vienés para la Integración (Wiener Integrationsfonds), la Oficina de Información de la Vivienda en Viena (WBZ), junto a algunas organizaciones eclesiásticas fundaron un grupo de trabajo llamado Mejor Habitabilidad para Inmigrantes (Besseres Wohnen für Ausländer). En 1997 este programa pasó a llamarse Wohndrehscheibe (programa de intercambio de viviendas). Su propósito era mejorar el mercado de la vivienda para los refugiados e inmigrantes con bajo nivel de ingresos. En ese momento, los inmigrantes, debido a una serie de factores, dependían de los precios del sector privado, propietarios aproximadamente del 30% de los apartamentos disponibles.

    El objetivo principal del proyecto es ofrecer consejo, asesoramiento y cuidados a las personas de renta baja o con problemas sociales muy específicos en busca de una vivienda adecuada. La mayoría de los clientes (un 75%) no tienen la nacionalidad austríaca y la mitad de ellos no ha nacido en Austria. Los asuntos que abordar son diversos, incluyendo la falta de recursos y de información, así como la discriminación y el racismo por parte de los propietarios. Se pretende encontrar soluciones de habitabilidad asequibles, aceptables y de larga duración.

    El Wohndrehscheibe ofrece numerosos servicios útiles: información sobre la situación del mercado de la vivienda en Viena y consejo específico sobre el tema, guía intensiva para personas analfabetas, con problemas mentales u otro tipo de discapacidad y mediación en situaciones conflictivas. En el Wohndrehscheibe trabaja un equipo de ocho personas de culturas diferentes (austríacos, turcos, bosnios, macedonios, kurdos) y pedagogos de ámbitos diferentes (abogados, trabajadores sociales, sociólogos, etc). Los servicios se encuentran disponibles en alemán, en serbio/bosnio/croata, en turco, en kurdo y en inglés, en la ofina central de Viena.

    En 1998, el Departamento municipal 50 (Promoción de Vivienda) asignó una comisión al grupo Volkshilfe Austria con el objetivo de preparar un informe sobre la situación de la vivienda entre los inmigrantes de renta muy baja. El grupo adjuntó a éste una serie de recomendaciones para mejorar el estado de la población afectada, basadas en la valoración estadística de los datos del cliente, por ejemplo la asistencia general en la vivienda, viviendas de emergencia, etc.
    Fechas Clave

    1995 -- Establecimiento del grupo de trabajo informal Besseres Wohnen für Ausländer.
    1996 -- Definición del concepto Wohndrehscheibe.
    1997 -- Proyecto piloto.
    1998 -- Evaluación.
    1999 -- Establecimiento e institucionalización del Wohndrehscheibe en Viena.

    Descripción
    Situación previa a la iniciativa

    Hacia la mitad de los años noventa los inmigrantes con bajos ingresos tenían escasas posibilidades de conseguir una vivienda razonable y a largo plazo.

    En Austria, los extranjeros no tenían derecho a viviendas sociales (aproximadamente el 24% de las viviendas en Viena). Únicamente aquellos con tarjeta de residencia o aquellos con una renta suficiente para asumir los pagos impuestos cada mes podían acceder a las subvenciones de cooperativas o al alquiler de una vivienda (aprox. el 23%). Los inmigrantes no tenían derecho a ayudas para apartamentos nuevos.

    Las viviendas a las que podían acceder la mayoría de los ciudadanos no austríacos con medios escasos pertenecían a propietarios particulares, y casi todas necesitaban reparaciones profundas. Por otra parte, la oferta disminuía según las medidas de renovación iban aumentando. Los ciudadanos austríacos que se encontraban en la misma situación de escasez de recursos sentían a los extranjeros como competencia para conseguir una vivienda y esto desembocaba en brotes de racismo, por su parte y por parte de los propietarios.



    ResponderEliminar
  2. continuación.....
    Establecimiento de prioridades

    En 1995 surgió un grupo informal denominado Mejor Habitabilidad para Inmigrantes (Besseres Wohnen für Ausländer) para enfocar mejor los problemas y encontrar medidas razonables que paliaran la situación. Los miembros incluían representantes de Caritas Viena, la Vienna Integration House (Casa de Integración de Viena), la asociación Kolping, el Viena Hilfswerk, Volkshilfe Austria, el Centro de Asesoramiento Local y la Wiener Integrationsfonds. Los objetivos del taller se especificaron en un documento asociativo. Se proponía mejorar la situación de la vivienda, tanto para los extranjeros como para los ciudadanos austríacos, suavizando las tensiones de coexistencia, especialmente en algunas áreas problemáticas, asegurando el acceso al mercado de la vivienda para los inmigrantes y estabilizando la situación en general. Se puso especial interés en los inmigrantes jóvenes, familias con un sólo miembro adulto, casos de deshaucio, individuos con comportamiento social alterado, mujeres víctimas de violencia doméstica y ancianos sin nacionalidad austríaca. El taller se comprometió a facilitar un primer contacto con las personas que tenían problemas de vivienda, para proporcionarles consejos, asesoramiento y cuidados además de suministrarles un alquiler inicial a través de diferentes asociaciones. Se debía convencer a los políticos de la necesidad de buscar soluciones y había que coordinar a las asociaciones implicadas. La prioridad principal era proporcionar a los inmigrantes una vivienda.

    El taller no aplicó ningunas reglas preestablecidas en los procesos de toma de decisiones. Los debates duraban hasta que se alcanzaba una solución unánime.

    En abril de 1996 se publicó otro documento con la propuesta de fortalecer la cooperación, coordinar actividades y buscar apoyos en organizaciones sociales e instituciones.

    Encontrar alojamiento permanente para los inmigrantes resultaba una tarea tan difícil, debido al temor de los propietarios a que sus inquilinos se marcharan y debido a que la gente de los barrios se mostraba reacia a cooperar con los extranjeros. Llevó mucho tiempo combatir estos prejuicios. Buscar una vivienda y llegar a un acuerdo con los propietarios en potencia resultó un proceso costoso y largo. Por ello las organizaciones sociales solicitaban un apoyo centralizado a sus actividades. El Fondo vienés para la Integración accedió a apoyar el proyecto con financiación, entre otras cosas de los costes de material. El centro de asesoramiento de vivienda asumió la tarea de coordinar a las organizaciones sociales.

    En octubre de 1997, incitada por la necesidad de encontrar un punto de contacto central, el Fondo vienés para la Integración encargó a Volkshilfe Austria desarrollar un proyecto piloto en el que se estableciesen las nuevas iniciativas para mejorar la situación de la vivienda para la población en inferioridad de recursos. En noviembre, Volkshilfe presentó una solicitud de financiación durante un año al Departamento Municipal 50, adjuntando a esta un estudio científico acerca del programa Wohndrehscheibe. Se trataba de un proyecto prácticamente orientativo que planteaba las bases para alcanzar las soluciones requeridas. Las bases consistían en asesorar a los solicitantes de vivienda a través de las instituciones sociales, realizar un estudio sobre el estado actual de las casas de interés y registrar el número de apartamentos disponibles. En este proceso cooperaron varios departamentos municipales, instituciones sociales y el Fondo Vienés para la Integración. La solicitud de financiación fue aprobada por el Consejo Municipal de Vivienda en Enero de 1998.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Formulación de objetivos y estrategias:

    • Evaluar y asesorar respecto a la situación actual del mercado de la vivienda y suministrar cualquier información, consejo o servicio social requerido por la población afectada.
    • Evaluar el estado de las viviendas disponibles.
    • Encontrar mejores ofertas de viviendas permanentes.
    • Realizar una búsqueda intensiva de las viviendas disponibles en todos los distritos municipales para evitar la concentración en áreas concretas.
    • Asegurar una red de oferta y demanda de viviendas libres de cargas.
    • Proporcionar apoyo y asesoramiento gestionando la búsqueda de vivienda mediante las instituciones sociales competentes.
    • Fomentar la cooperación con otras instituciones sociales para enriquecer el proyecto con nuevas iniciativas que ayuden a generar más oferta.
    • Establecer con el gobierno un acuerdo de trabajo coordinado y la búsqueda conjunta de propuestas de mejora.

    La ampliación del documento de 1998 se presentó finalmente en mayo de 1999, en él se describe el sector de población afectado basándose en numerosos factores socio-demográficos, así como estudios estadísticos sobre las posibles causas que desembocan en la pérdida de una vivienda o sobre las mudanzas previstas. Los factores analizados sobre la situación de las viviendas son, por ejemplo, el tamaño de los pisos, el número de habitaciones, la categoría o el precio del alquiler. Estos mismos parámetros se utilizan para definir una situación ideal de habitabilidad.
    Movilización de recursos

    El Fondo vienés para la Integración y los Departamentos Municipales 50 y 12 financiaron a medias el Wohndrehscheibe. El proyecto constaba de tres principios básicos: mejorar el mercado de vivienda, trabajar con los clientes (asignándoles apartamentos) y proporcionarles apoyo social.

    Las actividades municipales de asesoramiento de vivienda fueron subcontratadas a la empresa Wohnservice Wien GmbH (WWG) que relevó al Departamento 50 en la gestión de los contratos anuales de personal en el año 2000.

    ResponderEliminar
  5. En otoño de 2000 el municipio de Viena, a través de WWG, había realizado una importante oferta pública de viviendas de emergencia para los inmigrantes. Por ello, en octubre de 2002, la WWG encargó a la ONG Volkshilfe Austria que le proporcionara más viviendas de emergencia que no fuesen de propiedad municipal.
    Proceso
    Los individuos que buscan vivienda mediante el Wohndrehscheibe están registrados ya en más de ochenta instituciones sociales privadas, departamentos y servicios municipales. La mayoría de ellos han recibido ya asistencia social de estas instituciones. A cada cliente le corresponde un expediente en el Wohndrehscheibe. Se organizan grupos y se les informa sobre la situación del mercado de la vivienda en Viena, sobre las opciones de acceso según los diferentes sectores de población y sobre la posibilidad de recibir financiación y asistencia. En estos grupos también se discuten los aspectos legales. Los clientes proceden de más de cien países diferentes y pueden disponer de la información escrita en alemán, en turco y en bosnio/serbio/croata. Además del asesoramiento en grupo, cada cliente recibe atención individualizada para definir los casos con más precisión. Se elabora un programa paso a paso en función de las necesidades y se acuerdan las funciones entre el cliente y el Wohndrehscheibe.

    También se contemplan los problemas sociales que subyacen bajo la situación de la vivienda, instruyendo brevemente a los clientes con consejos, y derivándolos a instituciones sociales relevantes en función de sus necesidades. Se ofrece consejo acerca del trato con agentes y gestores inmobiliarios.

    El Wohndrehscheibe, además de ayudar a los inmigrantes, se ocupa de individuos con necesidades especiales a los que de otra manera no les sería posible acceder a una vivienda en Viena. A las personas con alguna discapacidad física o psíquica, con dificultades en el uso del idioma o con ausencia total de apoyo social se les proporciona especial atención, como acompañarles a visitar posibles apartamentos o a firmar el contrato. En el caso de personas sordomudas, por ejemplo, tanto en el trabajo con los grupos como en el seguimiento individual se cuenta con la colaboración de Wiener Taubstummen Fuersorgeverband (WITAF), la Asociación Vienesa de Sordomudos y con el apoyo de intérpretes del lenguaje de signos. Está aumentando el número de clientes austríacos que han perdido su vivienda de propiedad municipal por comportamiento `indebido' o por no pagar su renta.

    También se hacen cargo de personas discapacitadas (incluso casos graves) que requieren un seguimiento intensivo (visitar posibles apartamentos, firmar contrtaos de alquiler, ayudar en las mudanzas, registrar la propiedad, facilitar el primer contacto con los vecinos o gestionar la propiedad. Desafortunadamente, al ser los recursos limitados, únicamente reciben este tipo de ayuda los casos extremos.

    El Wohndrehscheibe ahora ofrece apoyo en dos áreas específicas: el déficit de información y los problemas de lenguaje. De hecho, el proceso completo de preparar y transmitir conocimientos (informar sobre los derechos y oportunidades, facilitar los trámites legales y el marco social, así como proporcionar conocimiento específico sobre la búsqueda de viviendas) se considera un instrumento enormemente efectivo para mejorar la situación de los clientes. Cualquiera que necesite ayuda puede disponer rápidamente del apoyo necesario para realizarlo por sí mismo, sabiendo que puede moverse con confianza porque recibirá el respaldo necesario ante los aspectos más complicados.

    ResponderEliminar
  6. Algunos resultados obtenidos desde 1997:
    Sostenibilidad

    7.916 viviendas registradas por el programa para personas de más de cien países diferentes, 14.813 consultas y solicitudes de información.
    Colaboración con más de ochenta instituciones sociales y con los departamentos municipales de Viena. El número de clientes es un total de 20.000 individuos.
    Se han encontrado apartamentos para más de 1.550 solicitantes, ofreciendo un espacio donde habitar para casi 5.000 personas. Se calcula que más solicitantes han conseguido una vivienda, pero no lo han comunicado.
    En 2003, el 70% de los pisos se alquilaban por un periodo ilimitado. Los contratos indefinidos de alquiler son signo de soluciones sostenibles ya que, según la ley de arrendamientos de Austria, los propietarios no pueden desalojar a sus inquilinos excepto por un delito mayor.
    Los gastos por servicio han disminuido de 128,82 euros en 1999 a 74,83 euros en 2002. Los gastos totales por cada cliente han disminuido de 223,39 euros en 2000 a 200,69 euros en 2002. Estos resultados positivos se han producido gracias a una gestión de la información más eficaz. Los gastos totales en relación al número de viviendas conseguidas ha descendido de 1.400,09 euros en 1999 a 764,05 euros en 2002.
    Uno de los logros más importantes del Wohndrehscheibe ha sido el establecimiento de una base central de asesoramiento donde todas las instituciones sociales de Viena pueden remitir a sus clientes para recibir apoyo o información. Desde 2002, el Wohndrehscheibe mantiene un contrato laboral indefinido con Volkshilfe que no necesita renovación, por tanto el proyecto es ahora una institución.
    Muchas de las propuestas respecto a la búsqueda de vivienda se han mejorado, por ejemplo, la asistencia de la vivienda en general, viviendas de emergencia...

    Ahora que el Wohndrehscheibe tiene una fuerte presencia en el mercado de la vivienda de Viena con más de 1.500 familias atendidas cada año, los propietarios empiezan a tenerla en cuenta. Algunos gestores inmobiliarios nos apoyan con viviendas libres para nuestros clientes, pero el contacto directo con los propietarios de pisos aún revela mucho racismo y xenofobia por su parte. Para combatir este problema se les presenta a los individuos que buscan vivienda como clientes que, más que suponer un problema, forman parte vital del mercado. Cuando los propietarios alquilan sus pisos a estas personas se dan cuenta de que no suponen problemas y de que sus prejuicios eran infundados, aprenden a mirarlos con otros ojos.
    Lecciones aprendidas
    Un análisis del mercado de la vivienda en Viena en 1998 reflejaba que los inmigrantes con pocos recursos únicamente podían acceder al 30% de las viviendas disponibles y éstas pertenecían a propietarios particulares. Por otra parte, esta población significaba la competencia para ciudadanos austriacos en la misma situación, lo que daba lugar a abiertas manifestaciones de racismo y segregación. La estrategia consistía en encontrar viviendas razonables para un periodo de tiempo indefinido, mediante la información, el asesoramiento y la mejora de las condiciones de este sector de población, además de convencer a los propietarios de la necesidad de un cambio de actitud. Se insistió en la cooperación con otras iniciativas como Bundesarbeitsgemeinschaft Wohnungslosenhilfe (BAWO) (Grupo Federal de Asistencia a los Sin Techo), el Fondo Vienés para la Integración, a quienes describirles la situación de los clientes en busca de soluciones para poder presentar el proyecto a nivel político y finalmente lograr la alteración de la legislación en este ámbito. Resulta difícil aportar datos sobre el éxito de esta última fase de la estrategia, sin embargo, muchas de las propuestas han evolucionado y han sido capaces de generar mercado para mejorar la calidad de vida de los inmigrantes.

    ResponderEliminar
  7. Transferibilidad

    La transferibilidad del Wohndrehscheibe depende básicamente del consentimiento de la comunidad para financiarlo como un servicio público, siguiendo el ejemplo de la Unión Europea.

    A finales de 1998, el Fluchtelingenwerk Nederland, como coordinador del grupo de trabajo por la integración ECRE (http://www.refugeenet.org/), invitó a Wohndrehscheibe a participar en una serie de encuentros entre expertos, preparando un documento sobre Viviendas para Refugiados en la Unión Europea. Los encuentros formaban parte del proyecto Red Europea para la Integración de Refugiados, financiado por la Comisión Europea. El director genaral del Wohndrehscheibe Viena fue convocado para intercambiar experiencias y estudiar el caso de la buena práctica en la Conferencia para la Integración de Refugiados en Europa que tuvo lugar Amberes del 12 al 14 de noviembre de 1998. Se mencionaron los proyectos Dobro Dosli, comenzado por Volkshilfe Austria, y el Wohndrehscheibe y se registraron en la guía de buenas prácticas (http://www.refugeenet.org/pdf/housing_guide.pdf, pág. 17). Wohndrehscheibe centró las discusiones en las actividades anti-racistas y destacó las prácticas realizadas en otros países como los Países Bajos, que tienen un sistema totalmente diferente respscto al reconocimiento e inserción de los inmigrantes.

    Las experiencias del Wohndrehscheibe en la gestión de la diversidad y contra la marginación de los inmigrantes también se han incluido en el proyecto EQUAL INTERkulturLOTSEN (http://www.interkulturlotsen.at/), un proyecto desarrollado en cooperación con Volkshilfe y Wohndrehscheibe. Además de la planificación del proyecto, el Wohndrehscheibe se ha encargado de la preselección de aspirantes para recibir formación y empleo en el Módulo 2 (http://www.wohnen-arbeiten.at/).

    Se han aplicado las lecciones aprendidas de este proyecto para la formación del personal en las cooperativas que trabajan con clientes no austríacos (http://www.volkshilfe-ooe.at/).

    En septiembre de 2003 el programa fue invitado por la liga de cooperativas (Lega delle Cooperative) en Bolzano para promocionar el desarrollo de proyectos similares en el sur del Tirol. El asesoramiento sobre vivienda resultó lo más transferible para Bolzano.

    Para aquellos que transfieran este proyecto se recomienda alquilar aparamentos desde el principio para poder repartirlos entre la población afectada y mantener la seguridad económica. Disponer de pisos otorga más libertad de acción frente a situaciones de emergencia que la simple mediación. Los individuos con pocos recursos y problemas muy concretos encontrarán una vivienda con más facilidad. Se considera esencial evitar la mendicidad así como utilizar el capital nominal como préstamo para los que busquen vivienda.

    ResponderEliminar

Seguir por Email